RELATOS ESPECIAL BELLA Y BESTIA

Aquí os dejo los dos relatos del especial de la bella y la bestia; espero que os gusten
1

PARA SIEMPRE
Autora: Lucía Arca


Los muros de mi castillo me amparaban al abrigo de la oscuridad. Mis sirvientes permanecían callados después del último estallido de rabia. No dejaría libre a ese hombre, había osado entrar en mis dominios, probar mis viandas y, además, robar la más bella rosa de mi jardín. ¿Cómo perdonar tal afrenta? No quería reconocerlo, pero en realidad había algo más que rencor en mis acciones. Una parte de mí requería la compañía de otros, pero no podía reconocerlo, no quería enfrentarme a la realidad: estaba solo con mi maldición.
Escuché el doble portón de entrada al abrirse y una voz femenina llamar al hombre que había encarcelado. Gruñí, pero contuve mis instintos y avancé guarecido tras las recias columnas de mi castillo hasta tener en mi punto de mira a la recién llegada. Era una mujer joven. Su rostro estaba contrito en un gesto de preocupación y avanzaba nerviosa a través de las estancias de mi hogar, que se había transformado en mi prisión. Los miembros del servicio, que también habían sido hechizos, se mantenían estáticos, pero en cuanto les dio la espalda comenzaron a cuchichear. Maldije su comportamiento y prometí darles una reprimenda. La muchacha inspeccionó cada sala sin dejar de llamar a su padre y descendió las escaleras que llevaban al calabozo. Allí lo encontró. El hombre, de avanzada edad, estaba donde lo había dejado: tras los barrotes de una celda. El anciano se acercó esperanzado al escuchar que alguien llegaba, pero esa esperanza dio paso al temor cuando vio que se trataba de su hija. Bella, ese era su nombre, que casaba con lo armonioso de sus rasgos. La chica se acuclilló frente a su padre y entrelazó sus manos con las de él, que le rogó que se marchara. No, no podía volver a quedarme solo, ni tampoco dejar esa afrenta sin condena.
Gruñí y les dejé saber de mi presencia. El hombre temblaba ostensiblemente y la chica se dio la vuelta asustada. Rogó por la libertad de su padre y le respondí que no se la daría, volvió a suplicar, lo intentó todo, pero no di mi brazo a torcer. Al final, cerró los párpados, tomo aire y cuando volvió a mirar en mi dirección lo hizo con convicción. Separó sus trémulos labios y se ofreció en su lugar, su vida por la de él. ¿Cómo podía alguien tan menudo albergar tanta fortaleza? Admiré su arrojo, pero cuando me pidió que saliera a la luz y vi su genuina mueca de horror, mi admiración dio paso a la ira, que nacía del dolor causado por su reacción. Hace años me hubiera mirado como a un igual, pero ahora solo veía a un grotesco animal. Controlé mi decepción y acepté la oferta, pero le dejé claro que viviría en mi castillo para siempre. Si no podía inspirarle simpatía, haría que me temiera, era todo cuanto sabía por aquel entonces, gobernar con mano férrea.
Dejé que ambos se despidieran, sabía que era lo correcto. El hombre abandonó mis dominios a lomos de su caballo y la chica se quedó tan triste que a punto estuve de quebrarme, pero no lo haría, cumpliría mi promesa: ella estaría tras esas cuatro paredes para siempre. Recordé la rosa que se deshojaba día a día inexorablemente, el recordatorio de una maldición que llegaba a su fin y me consumía año tras año. Nadie aprendería a amarme a tiempo, porque yo era una bestia, por dentro y por fuera. Aguanté mi dolor, mi rabia, ese cúmulo de sentimientos humanos que todavía me carcomían por dentro, me rasgaban las entrañas. Le enseñé a Bella su nuevo hogar. Una parte de mí esperaba agradarla, seducirla con todo cuando mi castillo albergaba: lujos, riquezas, misterio y magia. Con el tiempo aprendería a amar cada rincón, a encontrar la belleza incluso en la estancia más descuidada. ¿A quién quería engañar? Eso no sucedería.
La acompañé a su dormitorio y me armé de valor para invitarla a cenar. Podía elegir ser mi prisionera o mi invitada. Pero ella respondió como esperaba, con terquedad. Un nuevo estallido de rabia no se hizo esperar, la chica se llevó la mano al pecho, asustada, pero intentó ocultarlo. En cuanto abandoné la estancia y cerré la puerta con violencia la escuché llorar. Y saber que sus lágrimas se derramaban por mi culpa me hizo sentir un inmenso dolor. ¿Qué daño me había hecho? De nuevo vino a mi mente su mirada horrorizada cuando salí a la luz de la antorcha, sus grandes ojos almendrados abiertos en una expresión aterrorizada. Le repugnaba, eso me recordaba el monstruo al que deseaba no encontrar en el espejo cada mañana. Mis sirvientes fueron testigos mudos de la discusión y no tardaron en acercarse a mí y aconsejarme cómo enfrentarme a este nuevo desafío. Una mujer en los aposentos. ¿Qué hacer para cumplir mi promesa y a la vez no dejar que la tristeza la consumiera? La veía tan dulce como fuerte, vulnerable pero estoica. Quedaba poco para que la maldición de aquella hechicera llegase a su fin y, con ella, mi vida. Pero mis asistentes pensaron que era ella, dijeron que algo en aquella muchacha les indicaba que era la correcta. Aseveraron que Bella sería quien salvaría mi cuerpo y liberaría mi alma. No lo tenía claro, de hecho, pensé que era la teoría más absurda que había escuchado. Porque, ¿cómo podría una bella enamorarse de una bestia como yo?





2
                                                    Beauty


                                            VILMA MARTÍNEZ


Era el año 3.110 D.G.M5(después de la quinta guerra mundial) donde los continentes ya no eran cinco sino tres: Urope, Merato y Masvote,esto había sucedido porque los Orientales habían proclamado la guerra Rusia y se creó la guerra mundial así pasaron tres tras la quinta ganaron los españoles y decidieron reinar todo el universo; crearon vida en todos los planetas, todos eran sumisos menos en un satélite de Júpiter el aquel al que los antiguos humanos llamaban Miranda; estos proclamaban a los reyes para poder ganar poder, pero nunca lo conseguían, bueno dejemos esto a parte que es historia del mundo. En Merato en una ciudad pequeña llamada California, en esta vivía una chica llamada Bella, tenía tres hermanas, Aira,Katherine e Ika, cada una era más fiel a Miranda que la otra;  todas excepto Bella quien recibía todas las burlas; esto era porque sus hermanas eran de Miranda, gente luchadora, que no se rendía, ellas eran iguales que las de Mirande excepto porque ese trío a la hora de la verdad eran unas cobardes; Bella era de Venus, una chica muy guapa, con experiencia en el amor, también era fuerte y dominaba muy bien las armas, ya que en Venus desde pequeño te enseñan a usarlas, Bella al ser diferente en el buen sentido sus hermanas envidiosas y malas como víboras se reían de ella. Un día Bella se cansó y decidió irse de casa, recogió sus pertenencias: su cuchillo, su ropas que más le pudiesen servir, comida y todo lo que pensase que podría ayudarla llamó a su amiga Hannah y se despidió.


Fue a parar a una gran casa fabricada por metal, esta era una cárcel abandonada y se consideraba que aquel que entrase sería llevado a la real Prisión de California, Bella decidió entrar ya que nada podría ser peor que pasar una hora con cualquiera de sus hermanas por lo que al entrar decidió sentirse como en casa
<< este será mi hogar durante unos días>>.


Durante los tres primeros días todo iba muy tranquila Bella se las apañaba perfectamente hasta que un día un joven apuesto entró por la puerta y empezó a registrar la prisión. Bella que no había escuchado salió tan tranquila de una de las habitaciones y se encontró con el muchacho


  • ¿Sabes que estar en este lugar está penado con cárcel?
  • Lo, lo lo siento enserio no quería incumplir la ley
  • No te preocupes si sales de aquí puedo hacer la vista gorda
  • No tengo lugar a donde ir, me escapé de casa y no tengo lugar al que ir- dijo Bella utilizando la voz más seductora que pudo para ver si en la casa de aquel militar podría encontrar un buen lugar
  • En mi casa podrías estar, soy Gastón, capitán Gastón encantado
  • Bella Brown, de Venus
tras esta presentación Gastón tomó la mano de Bella y la besó. Tras media hora de viaje Bella le preguntó a Gastón
  • ¿podría unirme al ejército? soy una gran guerrera nata
  • Tendrías que pasar las pruebas. Estas están planteadas y dirigidas por la Bestia quien no tiene piedad por nadie
  • No me importa las superaré
Cuando llegaron a la casa de Gastón, Bella quedó asombrada por la casa esta era enorme, tenía catorce habitaciones y miles de mayordomos. Gastón enseñó a Bella su habitación y le presentó a su hermana Maya quien se había alistado en el ejército y había pasado las pruebas de La Bestia, le prestó alguna ropa para las pruebas y se fué a dormir.


A la mañana siguiente Bella se despertó y encontró un envoltorio en su mesita de noche tenía una nota escrita:
<<Espero que el sentimiento sea mutuo. G>> abrió el envoltorio y encontró un anillo salió de la habitación se cambió y se fue a las pruebas
<< ¿Bella cómo puedes ser tan fría?>>- pensó
Cuando llegó a las pruebas conoció a La Bestia y ya entendió el porqué a este nombre era un hombre alto, moreno, tenía cuerpo humano y esto era en lo único en lo que se parecía a un humano tenía unos cuernos enormes y una expresión de amargado que no podría tener nadie en el universo, Bella pasó por alto su apariencia y decidió comenzar con las pruebas había de todo y la última era la más complicada se utilizaban sueros que afectaban a la cabeza y te hacían ver lo a que más miedo podía tener.


Sus visiones no eran muy terroríficas, hasta que llegó a una en la que comprendió que amaba  a Gatón en esta debía matarlo ella tomó una pistola y apuntó a Gastón pero cuando fue a disparar fue incapaz y disparó al cielo. Tras esto escucho gruñidos de animal y despertó descubrió a La Bestia sobre una silla intentando arrancarse los cuernos; parecía un animal de los más vulnerable así que decidió ayudarle tiró de sus cuernos y los arrancó
  • Muchas gracias- dijo La Bestia- tienes tu plaza en el ejército
  • Muchas gracias
Tras esto se despidió, fue a su habitación y vio unas casa arder fue a cargarse de armas y se fue a luchar.
Fue una invasión de gente de Miranda por lo que no fue algo muy duro, pero sí largo duró unas semanas y al terminar Bella fue a ver a Gastón quien le declaró su amor y le pidió matrimonio ella aceptó y vivieron la vida lo más felices que pudieron o ¿no?


¿qué os han parecido los relatos?

DECIRMELO EN LOS COMENTARIOS

3 comentarios:

  1. Hola!!!!! Pues me han gustado mucho. Estan genial de verdad. Gracias

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Qué buenos. Me ha gustado en especial el de Lucía Arca, escribe precioso <3

    El segundo me ha parecido súper original. Enhorabuena a las dos autoras!

    ResponderEliminar
  3. Me encantan ambos! No conocia a ninguna de mas dos autoras. Linda entrada

    Saludos

    ResponderEliminar

recuerda que este blog se alimenta de tus comentarios así que comenta algo sobre este post y si ya sigues mi blog dímelo para que así te pueda seguir.
Estoy en todo mi derecho de eliminar comentarios insultantes
Si tienes cualquier duda mandame un mail a geekisthenewcoolblog@gmail.com

Con la tecnología de Blogger.